Mochila hecha a mano, mi fiel compañera.

 

Siempre había utilizado diferentes tipos de bolsos y  bandoleras.

Hasta que las probé… y la locura llegó cuando necesitaba tener las manos libre para correr tras mis hijos.

Perfecta para ir a la compra, al trabajo o bajar al parque.

 

Su éxito radica en la capa intermedia de poliamida que posee, da cuerpo, resistencia y estabilidad.

Su solapa, al poseer botón de presión, impide que te abran la mochila. Botón de seguridad. Antirrobo.

Presillas laterales para adaptarla a tu altura de cada persona.

Lo que más os sorprende es el bolsillo interior para tener a mano las llaves o el móvil.