Pizarras viajeras para que nuestros peques estén muy entretenidos y desplieguen su vena artística.

Debes de tener en cuenta que es una tela gruesa, cuesta mucho coserla, no se puede doblar sino enrollar. Por ello llevan una lazada y bolsillo para depositar las tizas y no se salgan.

No aconsejamos lavarla, tan solo pasarle un toallita húmeda y quedará como nueva.

Detalles con el que nunca fallarás, ya que es un juego muy divertido y versátil.